TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE GUSTO UN ARTICULO COMPARTELO envialo a las redes sociales como Twitter o Facebook

jueves, 12 de julio de 2018

Caval: Compagnon pide que condena sea realizar trabajos comunitarios

FOTO. AGENCIAUNO

Tribunal halló culpable a la nuera de la expresidenta Bachelet por delito tributario. Fiscal pide cuatro años de cárcel. Además, se absolvió a la sociedad Caval y a su otro socio, Mauricio Valero, por un presunto soborno.


Hasta las 13.22, cuando el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua absolvió por el delito de soborno a la empresa Caval y a uno de sus dueños, Mauricio Valero, el rostro de Natalia Compagnon -la otra propietaria de la cuestionada firma- parecía aliviarse. Sin embargo, ese estado fue breve, pues cambió cuando la jueza Paulina Chaparro decretó su condena por delitos tributarios.

El tribunal, así, marcó otro de los hitos del caso que estalló en 2015, cuando la revista Qué Pasa reveló los negocios de la empresa Caval, la cual compró 44 hectáreas en Machalí, VI Región, con un préstamo de $ 6.500 millones por parte del Banco de Chile. Poco después se supo que mientras se hacían las gestiones para este crédito, se realizó una reunión entre el dueño del banco, Andrónico Luksic, Natalia Compagnon y su marido, Sebastián Dávalos, hijo de la expresidenta Bachelet.

A partir de los cuestionamientos públicos al negocio, se produjo una fuerte ofensiva política de parte de Chile Vamos hacia el entonces gobierno de la Nueva Mayoría, por un supuesto tráfico de influencias y un punto de quiebre en las encuestas para Bachelet. En ese marco, la Fiscalía Regional de Rancagua inició una investigación a la compra y venta de terrenos de Caval en Machalí, y las gestiones que se habrían realizado sobre estos predios en la municipalidad de la comuna. Lo que estaba bajo la lupa eran las gestiones del cambio de uso de suelo en esa zona, que pasarían de rural a urbano y aumentaría el precio de los terrenos.

En enero de 2016, el caso llegó a tribunales con la formalización de 13 personas, quienes fueron obteniendo distintas salidas judiciales con el correr de los meses. La indagatoria estableció irregularidades en varios momentos de la transacción, entre los que se encontraron las gestiones de Juan Díaz, el exoperador político de la UDI que trabajaba con el síndico de quiebras Herman Chadwick y con personeros de la Municipalidad de Machalí para modificar el uso de suelo.

Finalmente, solo Compagnon, Caval como persona jurídica y Valero (en una arista de presunto cohecho) llegarían al juicio oral.

La fiscalía acusó a Compagnon de delito tributario por la incorporación de facturas falsas, entre 2012 y 2014, por cerca de $ 300 millones a nombre de la empresa Lo Beltrán.
Valero ya había sido condenado por este delito, luego que acordara un procedimiento abreviado con la fiscalía en abril. El tribunal lo condenó a una pena de 541 días de presidio y al pago de una multa de $ 60 millones.

En el caso de Compagnon, el tribunal acreditó que "se puede tener como un hecho cierto que la empresa Caval, a través de sus socios, presentó ante el Servicio de Impuestos Internos, para los años tributarios 2013, 2014 y 2015, declaraciones de impuestos en las cuales se contemplaron como gastos reflejados en, al menos, una factura ideológicamente falsa, por servicios que en realidad nunca se prestaron".

La fiscalía solicitó que la condena de Compagnon fuera de cuatro años de presidio, con una multa de $ 237 millones, por perjuicio causado al Fisco. "Lo que corresponde es imponer la pena privativa de libertad con cumplimiento efectivo", dijo el fiscal Francisco Caballero.

La defensa de Compagnon, el abogado Carlos Fierro, pidió que se consideraran tres atenuantes para la condena: irreprochable conducta anterior, la prescripción de la acción penal para los delitos tributarios y la reparación del mal causado.

Por lo tanto, según Fierro, la condena de Compagnon no debería superar los 21 días de pena sustitutiva de libertad. "Esta defensa pide el cumplimiento de la pena en servicio comunitario, pues se dan los requisitos", dijo, ofreciendo que la multa a pagar podría ser de 10 UTM ($ 476.000), separadas en 10 cuotas.
A la salida de la audiencia, Natalia Compagnon señaló que "siempre he dicho que soy inocente, que nunca he cometido algún delito y, bueno, llegará el espacio en que se pueda comprobar".

Agregó: "¿Les cabe alguna duda de que (la investigación) fue con fines políticos? A nadie le cabe duda de que fueron maniobras mañosas de un sector de la sociedad para desestabilizar un gobierno".

En tanto, su marido, Sebastián Dávalos, aseguró que "aquí hay una cosa que debe quedar completamente clara y en eso el tribunal fue muy categórico: no existió nunca de parte de la empresa Caval un delito. Acá se dañó la institucionalidad de este país por los mezquinos intereses de un sector político, que desde hace muchos años mantiene la misma forma de actuar o modus operandi: crear terror, inventar delitos, tratar de inculpar gente y, al final, tratar de desestabilizar el gobierno".

No habría soborno

La fiscalía planteó, en su acusación, que Caval operó con Juan Díaz para sobornar a funcionarios municipales y así lograr el cambio de uso de suelo.

Sin embargo, el tribunal no consideró suficiente la prueba aportada por el Ministerio Público para acreditar esta hipótesis, absolviendo de soborno a Valero y también a la persona jurídica Caval. Según el tribunal, el Ministerio Público llegó a conclusiones "incriminatorias" y se habrían basado en "indicios equívocos o interpretables". El 21 de julio el tribunal leerá la sentencia.

Para el abogado de Valero, Felipe Jiménez, "esto partió como un caso de corrupción súper grande y al final terminó en esto. Malas acusaciones terminan en absoluciones. Por lo tanto, estamos a la espera de que se atribuya responsabilidad a la fiscalía por su imprudencia y se le condene a pagar las costas".

Por su parte, el fiscal Sergio Moya manifestó que "esto da término a una causa que ha durado más de tres años, donde hemos obtenido cerca de 10 condenas, se acreditó el cohecho y soborno de otros imputados, además hemos logrado la devolución de cerca de $ 500 millones, lo que demuestra que nadie está por sobre la ley, ni los contactos que las personas puedan tener".

Eso sí, esto no significa el final judicial para Compagnon, Valero y Dávalos. Los tres están formalizados por el presunto fraude en la entrega de informes al empresario Gonzalo Vial Concha, por los cuales cobraron más de $ 1.000 millones.


Tribunal halló culpable a la nuera de la expresidenta Bachelet por delito tributario. Fiscal pide cuatro años de cárcel. Además, se absolvió a la sociedad Caval y a su otro socio, Mauricio Valero, por un presunto soborno.


Hasta las 13.22, cuando el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua absolvió por el delito de soborno a la empresa Caval y a uno de sus dueños, Mauricio Valero, el rostro de Natalia Compagnon -la otra propietaria de la cuestionada firma- parecía aliviarse. Sin embargo, ese estado fue breve, pues cambió cuando la jueza Paulina Chaparro decretó su condena por delitos tributarios.

El tribunal, así, marcó otro de los hitos del caso que estalló en 2015, cuando la revista Qué Pasa reveló los negocios de la empresa Caval, la cual compró 44 hectáreas en Machalí, VI Región, con un préstamo de $ 6.500 millones por parte del Banco de Chile. Poco después se supo que mientras se hacían las gestiones para este crédito, se realizó una reunión entre el dueño del banco, Andrónico Luksic, Natalia Compagnon y su marido, Sebastián Dávalos, hijo de la expresidenta Bachelet.

A partir de los cuestionamientos públicos al negocio, se produjo una fuerte ofensiva política de parte de Chile Vamos hacia el entonces gobierno de la Nueva Mayoría, por un supuesto tráfico de influencias y un punto de quiebre en las encuestas para Bachelet. En ese marco, la Fiscalía Regional de Rancagua inició una investigación a la compra y venta de terrenos de Caval en Machalí, y las gestiones que se habrían realizado sobre estos predios en la municipalidad de la comuna. Lo que estaba bajo la lupa eran las gestiones del cambio de uso de suelo en esa zona, que pasarían de rural a urbano y aumentaría el precio de los terrenos.

En enero de 2016, el caso llegó a tribunales con la formalización de 13 personas, quienes fueron obteniendo distintas salidas judiciales con el correr de los meses. La indagatoria estableció irregularidades en varios momentos de la transacción, entre los que se encontraron las gestiones de Juan Díaz, el exoperador político de la UDI que trabajaba con el síndico de quiebras Herman Chadwick y con personeros de la Municipalidad de Machalí para modificar el uso de suelo.

Finalmente, solo Compagnon, Caval como persona jurídica y Valero (en una arista de presunto cohecho) llegarían al juicio oral.

La fiscalía acusó a Compagnon de delito tributario por la incorporación de facturas falsas, entre 2012 y 2014, por cerca de $ 300 millones a nombre de la empresa Lo Beltrán.
Valero ya había sido condenado por este delito, luego que acordara un procedimiento abreviado con la fiscalía en abril. El tribunal lo condenó a una pena de 541 días de presidio y al pago de una multa de $ 60 millones.

En el caso de Compagnon, el tribunal acreditó que "se puede tener como un hecho cierto que la empresa Caval, a través de sus socios, presentó ante el Servicio de Impuestos Internos, para los años tributarios 2013, 2014 y 2015, declaraciones de impuestos en las cuales se contemplaron como gastos reflejados en, al menos, una factura ideológicamente falsa, por servicios que en realidad nunca se prestaron".

La fiscalía solicitó que la condena de Compagnon fuera de cuatro años de presidio, con una multa de $ 237 millones, por perjuicio causado al Fisco. "Lo que corresponde es imponer la pena privativa de libertad con cumplimiento efectivo", dijo el fiscal Francisco Caballero.

La defensa de Compagnon, el abogado Carlos Fierro, pidió que se consideraran tres atenuantes para la condena: irreprochable conducta anterior, la prescripción de la acción penal para los delitos tributarios y la reparación del mal causado.

Por lo tanto, según Fierro, la condena de Compagnon no debería superar los 21 días de pena sustitutiva de libertad. "Esta defensa pide el cumplimiento de la pena en servicio comunitario, pues se dan los requisitos", dijo, ofreciendo que la multa a pagar podría ser de 10 UTM ($ 476.000), separadas en 10 cuotas.
A la salida de la audiencia, Natalia Compagnon señaló que "siempre he dicho que soy inocente, que nunca he cometido algún delito y, bueno, llegará el espacio en que se pueda comprobar".

Agregó: "¿Les cabe alguna duda de que (la investigación) fue con fines políticos? A nadie le cabe duda de que fueron maniobras mañosas de un sector de la sociedad para desestabilizar un gobierno".

En tanto, su marido, Sebastián Dávalos, aseguró que "aquí hay una cosa que debe quedar completamente clara y en eso el tribunal fue muy categórico: no existió nunca de parte de la empresa Caval un delito. Acá se dañó la institucionalidad de este país por los mezquinos intereses de un sector político, que desde hace muchos años mantiene la misma forma de actuar o modus operandi: crear terror, inventar delitos, tratar de inculpar gente y, al final, tratar de desestabilizar el gobierno".

No habría soborno

La fiscalía planteó, en su acusación, que Caval operó con Juan Díaz para sobornar a funcionarios municipales y así lograr el cambio de uso de suelo.

Sin embargo, el tribunal no consideró suficiente la prueba aportada por el Ministerio Público para acreditar esta hipótesis, absolviendo de soborno a Valero y también a la persona jurídica Caval. Según el tribunal, el Ministerio Público llegó a conclusiones "incriminatorias" y se habrían basado en "indicios equívocos o interpretables". El 21 de julio el tribunal leerá la sentencia.

Para el abogado de Valero, Felipe Jiménez, "esto partió como un caso de corrupción súper grande y al final terminó en esto. Malas acusaciones terminan en absoluciones. Por lo tanto, estamos a la espera de que se atribuya responsabilidad a la fiscalía por su imprudencia y se le condene a pagar las costas".

Por su parte, el fiscal Sergio Moya manifestó que "esto da término a una causa que ha durado más de tres años, donde hemos obtenido cerca de 10 condenas, se acreditó el cohecho y soborno de otros imputados, además hemos logrado la devolución de cerca de $ 500 millones, lo que demuestra que nadie está por sobre la ley, ni los contactos que las personas puedan tener".

Eso sí, esto no significa el final judicial para Compagnon, Valero y Dávalos. Los tres están formalizados por el presunto fraude en la entrega de informes al empresario Gonzalo Vial Concha, por los cuales cobraron más de $ 1.000 millones.


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL+569-95562082
Santiago- Chile

EUROPA, ZALEB ESTE ES EL COLOR DE LABIOS QUE NO TE QUERRÁS QUITAR EN VERANO

ESTE ES EL COLOR DE LABIOS QUE NO TE QUERRÁS QUITAR EN VERANO

este-es-el-color-de-labios-que-no-querras-quitarte-en-verano


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL+569-95562082
Santiago- Chile

miércoles, 11 de julio de 2018

Kolinda Grabar-Kitarovic Presidenta de Croacia y su selección

La presidenta de Croacia, fuera del protocolo: su euforia en el vestuario y las curiosidades de su viaje a Rusia

Kolinda Grabar-Kitarovic es la primera mandataria de Croacia y una hincha más del equipo liderado por Luka Modric. En los últimos dos partidos, cantó, saltó y abrazó a los jugadores en los festejos dentro del vestuario. Perfil de una presidenta que viste camiseta de fútbol
Kolinda Grabar-Kitarovic celebra la clasificación de Croacia a semifinales luego de vencer por penales a Rusia (Reuters)
Kolinda Grabar-Kitarovic celebra la clasificación de Croacia a semifinales luego de vencer por penales a Rusia (Reuters)

Sime Vrsaljko seguía con el pantalón y las medias puestas. Su torso estaba desnudo. Cuando la vio, atinó a extenderle la mano. Pero ella prefirió abrazarlo de manera intempestiva, casi que colgándose de él. Las manifestaciones que habían empezado en el técnico Zlatko Dalić continuaron con el arquero Dominik Livakovic, Ivan Strinić, Ivan Perisic, Vedran Corluka, Ivan Rakitic y se detuvieron un segundo más del tiempo que dura un abrazo habitual en Luka Modric.

Los futbolistas croatas todavía transpiraban los nervios de un partido extenso. Acababan de ganarle por penales a Dinamarca en octavos de final. Estaban regulando las emociones del triunfo cuando recibieron a la máxima autoridad de su país, la presidenta Kolinda Grabar-Kitarovic. Ella decidió abrazar a cada uno de los jugadores, sin importar su estatus o los formalismos.

 Play

Croacia le ganó a Rusia al partido siguiente y repitió la gesta de Francia 1998, cuando habían alcanzado las semifinales (hoy escribió un nuevo capítulo de su historia al eliminar a Inglaterra). Ella exteriorizó su entusiasmo por la épica de un triunfo agónico. Festejó, saltó y cantó en los festejos íntimos en el vestuario del plantel croata. Antes había sido testigo del partido sentada en el palco, entre el primer ministro ruso Dmitry Medvedev y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino. Vestía, otra vez, una indumentaria fuera del protocolo que estila en citaciones ortodoxas teñidas por las formalidades: lucía la camiseta a cuadros rojos y blancos, la misma con la que juegan los jugadores.

Antes había reconocido la destreza en el gol de Cheryshev que había puesto la primera diferencia a favor de Rusia. Después no pudo contener la felicidad y en un salto que las cámaras tomaron y que hasta fue fuente de memes festejó el gol de Vida que ponía 2 a 1 en ventaja a los croatas. Era la primera vez que veía un partido del mundial desde los estratos reservados para mandatarios. "En primer lugar me gusta estar aquí como una hincha más. Porque cuando animo al equipo me gusta hacerlo de una manera que a veces puede ser un poco inapropiada en la zona vip. Pero esta noche me han permitido llevar los colores nacionales. La FIFA y los anfitriones me lo permitieron. Esto me hace feliz", respondió antes del triunfo de su selección ante Rusia.

Kolinda Grabar-Kitarovic vio el partido por octavos de final ante Dinamarca desde una platea común (AFP)
Kolinda Grabar-Kitarovic vio el partido por octavos de final ante Dinamarca desde una platea común (AFP)

Kolinda Grabar-Kitarovic presenció otros partidos de Croacia pero desde una butaca aleatoria del estadio. Vivió la victoria por penales ante Dinamarca de otra forma: "La última vez que vine aquí con un amigo, pagamos las entradas y nos encantó cada segundo. Fuimos a la 'fan zone' para ver el juego de Rusia y España y lo celebramos con los hinchas rusos y es por eso que nos encontramos en Sochi esta noche", agregó.

La mandataria había visto el duelo de octavos en una platea común y había llegado a Sochi en un vuelo comercial. Pero en su arribo a la ciudad donde se enfrentaron Rusia y Croacia, fue recibida con honores por el alcalde Anatoli Pajómov y el gobernador de la región rusa de Krasnodar, Veniamín Kondrátiev. Durante la Copa del Mundo convivió con esa ambigüedad: su cargo y su pasión, sus obligaciones y sus euforias.

El presidente de la Federación de Fútbol de Croacia Davor Suker, la presidenta Kolinda Grabar-Kitarovic, el presidente de la FIFA Gianni Infantino y el primer ministro ruso Dmitry Medvedev antes del comienzo de Rusia – Croacia en el estadio olímpico de Sochi (Reuters)
El presidente de la Federación de Fútbol de Croacia Davor Suker, la presidenta Kolinda Grabar-Kitarovic, el presidente de la FIFA Gianni Infantino y el primer ministro ruso Dmitry Medvedev antes del comienzo de Rusia – Croacia en el estadio olímpico de Sochi (Reuters)

Trascendió que viajó al Mundial en vuelos comerciales pagados por ella y que se descontó de su sueldo los días no trabajados. Kolinda Grabar-Kitarovic tiene 50 años y es madre de dos hijos: Katarina, patinadora juvenil campeona nacional, y Luka. Asumió la presidencia del país balcánico en febrero de 2015: es la cuarta presidenta, la más joven y la primera mujer en acceder al cargo. Venció al socialdemócrata Ivo Josipović, por entonces presidente, cuando tenía 46 años. Es representante del partido de centroderecha HDZ (Comunidad Democrática Croata), en el que comenzó en 1993 siendo asesora del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Antes de asumir la presidencia, trabajó como Embajadora de Croacia en los Estados Unidos y como Secretaria General Adjunta de la OTAN. Estudió en Zagreb, Viena, Washington DC y Harvard. Domina el croata, el inglés, el español y el portugués, entiende perfectamente el alemán, el francés y el italiano. Admitió que tuvo que mediar con cuestionamientos por desigualdad de género y reveló: "Nunca permití que ningún prejuicio me desalentara". Contra Inglaterra, por las semifinales del mundial, la presidenta volverá a vestirse para la ocasión, con la camiseta a cuadros de su país.

Seguí leyendo:



Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL+569-95562082
Santiago- Chile